Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 mayo 2015

Qué tontos somos los seres humanos. Decimos tantas cosas sin sentido cada día, y siempre postergamos lo importante, guardamos los sentimientos. Acostumbramos a despedirnos con un simple “chau”, sin sospechar que en cualquier minuto puede convertirse en un dramático “adiós”. Nos adaptamos tanto, en esta era de las computadoras, a que todo se puede deshacer y volver a intentar, que nos olvidamos que los errores de la vida no se remedian. Que lo que ocurre en el mundo real, es permanente.

Hace 12 años aprendí la lección más dolorosa de la vida, cuando vi por última vez a mi papá, yéndose en ese auto blanco, del cual estaba orgulloso y amaba tanto. Me despedí con mi típico “Nos vemos”, y lo llamé por su nombre. Recuerdo caminar hacia el interior de la casa, girar y volver a mirarlo mientras se alejaba. Tuve la necesidad de, por primera vez, decirle papá. No sabía por qué, pero sentía que ya no lo volvería a ver.

Ese temor se explicó poco después, cuando me dijeron las tres peores palabras que recuerdo: “Tu papá murió”. Ya lo sabía. En mi interior lo sabía. Me senté en el piso y no pude hacer nada. Ni llorar, ni enojarme ni gritar. Me quedé inmóvil. Él se había ido. Nunca llegué a decirle que lo amaba. Creía que siempre habría otro día, que vez tras vez llegaría en ese auto blanco. Pero nunca lo hizo. Se fue y lo último que le dije fue una mentira. Un “Nos vemos”, que nunca llegaría.

Mil imágenes comenzaron a pasarse por mi mente y no podía calmarme. Ese día, ese 26 de abril, entendí que la muerte llega en cualquier instante y no te pide permiso para entrar. Lo que no hiciste, lo que no dijiste, los abrazos que no diste, se convierten en la nada misma.

Desde entonces, mi deseo constante, mi ruego desesperado, el motivo de cada lágrima que derramo cuando estoy a solas, es el mismo: un minuto más. Sólo 60 segundos, para regresar a ese mediodía, a esa calle, a esa despedida. Darle el abrazo más fuerte que alguien pueda resistir, decirle “Papá, te amo”, y no soltarlo jamás.

Read Full Post »